El conductor de una motocicleta burló a la muerte dos ocasiones seguidas, al salvarse de dos atropellos.

El hecho ocurrió en la ciudad china de Shangrao, donde el conductor no respetó la consigna de detenerse y provocó que un camión cambiara su rumbo para no atropellarlo.

Aunque la pesada unidad sí lo golpeó y volteó su moto, el conductor resultó ileso, pero de inmediato, otro camión cargado de arena estuvo a punto de matarlo.

Por fortuna para él, la pericia del chofer le valió llevarse solo el vehículo de dos llantas, dejándolo a él con el susto y un dolor en la cadera.

Fuente: Hoy Estado de México

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook