Personal de limpieza de un hospital mexicano fue acusado de tirar a la basura el cuerpo de una niña recién nacida. Horas después de su muerte fue encontrada envuelta entre sábanas sucias

Familiares de una bebé que nació sin vida acusaron a personal de un hospital público de la Ciudad de México de tirar a la basura el cuerpo de la pequeña. La única explicación que recibieron después de horas de espera es que había sido «un error».

Verónica Martínez, abuela paterna de la niña, recordó en una transmisión realizada desde Facebook Live que la mamá ingresó el lunes al Hospital Ajusco Medio con dolores de parto. El personal médico se mostró alarmado porque la bebé no tenía signos vitales, pero atendieron a la paciente hasta cuatro horas después.

Después de atender a la joven, notificaron a los familiares de que la bebé había nacido muerta, por lo que pidieron ver el cuerpo, pero los doctores no lo podían encontrar.

Horas más tarde, asegura que una empleada de limpieza le dijo que el cuerpo de la pequeña estaba en los contenedores de basura e inmediatamente fue reprendida por una doctora del hospital: «‘Tú quién eres para dar información’ y le dijo que se retirara», relató la abuela.

El Hospital Ajusco Medio al Sur de la Ciudad de México. Foto: Secretaría de Salud CDMX
El Hospital Ajusco Medio al Sur de la Ciudad de México. Foto: Secretaría de Salud CDMX
Como lo informó la empleada, el cuerpo había sido encontrado en el área de basureros envuelto entre sábanas. La explicación fue que el personal del hospital no se había dado cuenta de que el cadáver estaba en un depósito de sábanas sucias.

El Ministerio de Salud de la capital mexicana, responsable del hospital, explicó en un comunicado que el cuerpo fue trasladado al área de patología donde se encuentran las gavetas para depositar los cadáveres. Pero una mujer del área de limpieza sacó el cuerpo del bebé y lo depositó en el contenedor de basura, aparentemente sin darse cuenta de que estaba envuelto en sábanas.

«Ante esta situación, se dio aviso a la PGJ (la Fiscalía local) con el objetivo de levantar las actas correspondientes, que se realice una investigación y deslinde de responsabilidades», señaló.

El gobierno de la Ciudad de México ofreció una disculpa a los padres, aseguró que investigará el caso y que apoyará a la familia con los gatos del funeral y tratamiento psicológico.

Redacción Infobae

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook