Lula da Silva expresidente de Brasil, fue condenado a nueve años y medio a la cárcel tras implicación en la red de corrupción que hubo en la petrolera brasileña Petrobras.

El juez Sergio Moro quien dictara sentencia al ex presidente, responsable de las investigaciones encontró a Lula culpable de los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

Después de la sentencia  dictada hoy, Lula era acusado por la Fiscalía de corrupción pasiva y lavado de dinero por supuestamente haber recibido 3.7 millones de reales (1.1 millones de dólares) en sobornos a raíz de contratos suscritos entre la constructora OAS y Petrobras.

El pago de esas coimas se habría materializado en la reserva y reforma de un apartamento tríplex en el balneario de Guarujá, en el litoral del estado de Sao Paulo, y el pago del almacenamiento de los regalos recibidos durante su gestión (2003-2010).

 

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook