Negocio de ropa blindada

09-07-2017 hace 2 años

Redacción SeUno

México se ha convertido en un país donde la venta de prendas blindadas ha aumentado considerablemente debido a la situación de inseguridad, afirma Angie Polo Sánchez, jefa de ventas minorista de la firma Miguel Caballero.

“Sí va creciendo, todos los días se ha incrementado el tema de la seguridad, de querer protegerse, de tener una prenda ahí en su closet para poder tras-ladarse, porque en todo el mundo, a medida que va evolucionando, hay cierto tipo de inseguridad, entonces la gente está buscando cuidarse, y no sólo a ellos, sino también a la familia, al núcleo como tal”, señala la directiva de la firma colombiana cuyo creador, Miguel Caballero, ha sido considerado como “el Armani” de la ropa blindada.

De acuerdo con información de la empresa, al año la marca factura 24 millones de dólares en todo el mundo y México representa 40% de esa facturación, con una participación estimada en prendas de vestir blindadas superior a 80% y en chalecos antibalas, 35% del mercado del país.

Lo cifra de ventas en México es casi el doble de las ventas en Colombia, que adquiere 20%, el restante 40% son otros países donde se distribuye la marca.

Miguel Caballero es un empresario que como estudiante de la Universidad de los Andes, en Bogotá, tuvo la idea de confeccionar ropa blindada al ver que los guardaespaldas de una de sus compañeras no usaban chalecos antibalas pues eran pesados e incómodos.

Así se concentró en desarrollar una línea de prendas blindadas que cumplieran con tres principios: comodidad, discreción y protección.

Con información de El Debate