Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia hallaron una plataforma circular que corresponde al zócalo del Monumento a la Independencia, proyectado en 1843.

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) hallaron una plataforma circular que corresponde al zócalo del Monumento a la Independencia, proyectado en 1843 y que nunca se erigió, del cual derivó el nombre dado a la plaza principal de la Ciudad de México.

A través de la supervisión arqueológica del proyecto de rehabilitación de la Plaza de la Constitución, el equipo de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA) del INAH detectó el basamento de ocho metros de diámetro y 28 centímetros de altura, rodeada por un patio circular de tres metros de ancho, al norte del asta bandera.

De acuerdo con el INAH, se trata del monumento proyectado por el entonces presidente Antonio López de Santa Anna para conmemorar la Independencia, cuya primera piedra se colocó el 16 de septiembre de 1843.

Los arqueólogos Alejandro Meraz, Gonzalo Díaz, Rubén Arroyo y Ricardo Castellanos detallaron que el espacio estaba delimitado por una banqueta circular de 28 centímetros de altura, la cual presenta accesos al norte y al oriente, alineados con las entradas principales a la Catedral Metropolitana y al Palacio Nacional, que serviría para instalar una balaustrada.

Con información de El Economista

 

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook