En Líbano, una celebración de boda terminó en accidente cuando el novio disparó contra el fotógrafo del evento al perder el control de un arma AK-47.

El novio estaba disparando al aire cuando de pronto pierde el control del arma, que sostenía con una sola mano, un momento que fue captado en video.

El fotógrafo fue trasladado al hospital, pero después los invitados de la boda irrumpieron en el hospital y atacaron a los médicos que atendía al fotógrafo. «Trajeron a la víctima de sus acciones y luego empezaron a pegar a aquellos que trataban de atenderle», comenta el director ejecutivo del centro médico, Michel Chahine. Se desconoce la identidad de los agresores o la razón por la que hicieron esto.

Con información de El Siglo de Torreon 

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook