En Guatemala, este martes se llevó a cabo la tercera audiencia del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien decidió allanarse a la orden de extradición solicitada por México por delitos del fuero federal, es decir, operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

El 27 de junio de 2017, Duarte aceptó una de las solicitudes de extradición por los presuntos delitos de abuso de autoridad, incumplimiento del deber legal, peculado y tráfico de influencias.

La audiencia de este martes se retrasó más de hora y media ya que estaba programada para las 9;30 horas, tiempo del centro de México, y comenzó después de las 11.

Duarte fue trasladado desde la cárcel militar de Matamoros al Tribunal Quinto de Sentencia Penal en una lujosa camioneta negra con vidrios polarizados.

Autoridades locales explicaron que esto se debió a que hubo un motín en un penal cercado al Tribunal y el Sistema Penitenciario ocupó todos los vehículos oficiales para el traslado de internos.

956274

Javier Duarte comparece hoy por tercera ocasión en Guatemala. (AP)

Javier Duarte asistió vestido con una camisa gris y un pantalón café con las manos esposadas por delante.

Durante la audiencia, el fiscal José Galdámez leyó las 18 acusaciones que la Procuraduría General de la República (PGR) presentó como argumento para lograr la solicitud de extradición del exgobernador de Veracruz.

Dijo que la PGR y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda acreditaron que Javier Duarte, junto con otros nueve implicados, actuaron de manera conjunta para introducir de manera ilegal recursos públicos en la compra de ranchos, predios, lotes, departamentos, parcelas y un yate a nombre de empresas particulares.

Además de Duarte de Ochoa, el fiscal dijo que los implicados son Moisés Manzur, Alfonso Ortega López, José Juan Janeiro Rodríguez, Rafael Gerardo Rosas Bocardo, Javier Nava, las hermanas Elia y Nadia Isabel Arzate Peralta, Miguel Velázquez Nieva y Santa Bartolo Acuña.

“Se evidencia una multiplicidad de indicios que hacen concluir que en la realidad, lo que ocurrió fue que las personas denunciadas idearon, prepararon y pusieron en marcha un complejo esquema de transacciones… adquisición de 21 parcelas ejidales, sobrevaloración de los predios, concentración de recursos de procedencia ilícita algunos de los cuales provienen del gobierno de Veracruz, mediante el uso de empresas fachada y operaciones simuladas, operación de compra-venta para la introducción de los recursos en las cuentas bancarias de uno de los sujetos denunciados… todo esto complejo cúmulo de estratagemas operativas le permitió a este grupo parcialmente la consecución de su objetivo, que fue la introducción del dinero a instrumentos financieros que pertenecen a las personas ya referidas aparentando que son productos de una actividad comercial lícita”, dijo José Galdámez, fiscal de Guatemala.

Antes de la comparecencia, el abogado defensor, Carlos Velásquez, reiteró que las acusaciones federales en contra de Javier Duarte tienen una connotación política; demandó que se cumple el debido proceso de extradición.

“Hay una persecución política, porque definitivamente están tratando de darle el matiz de desviar fondos y de compra de propiedades de un sin número, pero las personas que aparecen no tienen ninguna relación con él, no son ni familiares, absolutamente ninguna relación que los puedan vincular y que se pueda tomar como que los actos ilícitos cometidos por otras personas se le pudieran indilgar al exgobernador Duarte de Ochoa, la relación penal, es personalísima, la comisión de los hechos y las consecuencias son personalísimas, en este caso, en ningún momento se logró probar en que parte de los mil y algo de folios que tenemos a la vista, que solamente es una ilusión óptica, cuando nos mandan una cantidad de documentos sin que tengan una análisis jurídico concienzudo que puedan permitir relacionar a una persona a unos delitos de esta magnitud”, declaró Carlos Velásquez, abogado de Javier Duarte en Guatemala.

En un principio, al hacer uso de la palabra, el exgobernador Duarte dijo que la acusación de la compra de 21 parcelas era infundada.

javier_duarte_guatemala.jpg

Javier Duarte, decidió allanarse a la orden de extradición solicitada por México

“Simple y llanamente para aclarar un punto, que creo muy pertinente, la propia solicitud formal de extradición aclara que no aparece mi nombre en el registro nacional agrario, tal y como el ministerio público lo acaba de mencionar hace algunos instantes. En ninguna de las pruebas que acaba de mencionar aparece mi nombre, ni de ninguno de mis familiares directos, porque ahí hubo una confusión y la propia solicitud formal de extradición aclara que no fui ejidatario, ni soy ejidatario, ni pienso ser ejidatario en ningún ejido en mi país”, dijo Duarte.

Sin embargo, después de escuchar la acusación, tanto el abogado del exgobernador, como el propio Javier Duarte, afirmaron que aceptaban el allanamiento de la extradición.

Al hacer uso de la palabra, Javier duarte dijo que era inocente de las acusaciones en su contra.

“He decidido allanarme a la solicitud formal de extradición presentada por el gobierno de México con relación a los delitos federales de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, ya que no cometí, tales delitos y es mi deseo así acreditarlo ante el poder judicial de la federación de mi país”, añadió Duarte.

Luego de conocer los argumentos de la defensa y del ministerio público de Guatemala, el juez titular del Juzgado Quinto de Sentencia Penal, Adán García Cuc, declaró un receso.
A las 14:15 horas, tiempo del Centro de México, se reanudó la audiencia y apenas dos minutos después, el juez García anunció que se concedía la inmediata extradición.
Duarte será puesto a disposición de las autoridades consulares. El proceso de salida podría extenderse de 15 a 18 días.

Tras conocer la decisión del juez, Javier Duarte se levantó y antes de ser esposado nuevamente levantó el pulgar en señal de aprobación.

Según lo establecido, ahora se iniciará un proceso de notificaciones entre la Cancillería Mexicana y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala.

Esto es lo que dijo el exgobernador Javier Duarte a su salida, antes de ser regresado a la cárcel de Matamoros: “Paciencia, prudencia, verbal contingencia…dominio de la ciencia, presencia o ausencia, según conveniencia”.

Con información de FOROtv

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook