Cristiano Ronaldo dejó la concentración de la Selección de Portugal en la Copa Confederaciones para conocer a sus gemelos, quienes nacieron en una gestación subrogada el pasado 8 de junio en Estados Unidos.

El jugador del Real Madrid aún no había tenido la oportunidad de reunirse con sus hijos Eva y Mateo, por lo que pidió permiso de abandonar al equipo portugués después de la derrota en semifinales de la Confederaciones.

«He estado al servicio de la Selección Nacional, como siempre sucede, de cuerpo y alma, incluso sabiendo que mis dos hijos habían nacido. Lamentablemente, no hemos logrado alcanzar el principal objetivo deportivo que queríamos, pero estoy seguro de que seguiremos dando alegrías a los portugueses», dijo CR7.

Con información de Medio Tiempo

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook