Un error en la pronunciación del instructor de “bungee jumping”, en España, causó la muerte de la joven Vera Mol, de Holanda, quien se lanzó sin que estuviera debidamente asegurada.

Medios europeos señalan que el instructor le dijo “No jump” (No saltes) y ella entendió “Now jump” (Ahora salta); en ese momento sólo estaba atada con algunas sogas (ligas), pero no estaba asegurada al puente de dónde se realizaría el brinco extremo.

Las autoridades que analizan el deceso en el puente Cabezón de la Sal en Cantabria, dijeron que el inglés del instructor -a quien no identificaron- era “muy malo”; por lo que la víctima no entendió.

La investigación se amplió, sin que hasta el momento haya un dictamen, ya que tampoco se corroboró que la joven cumpliera con los 18 años que son requisito para saltar desde ese puente. Según medios tenía sólo 17.

En este video se observa el sitio desde donde saltó la joven holandesa, son saltos grabados en 2013.

“Este tipo de bungee permite una experiencia única en la que serás empujado a tus límites”, dice la publicidad del negocio en internet.

La foto de Vera fue difundida por medios europeos.

Redacción 24 Horas

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook