México pagará de alguna forma por el muro fronterizo: Trump

México pagará de alguna forma por el muro fronterizo: Trump México pagará de alguna forma por el muro fronterizo: Trump México pagará de alguna forma por el muro fronterizo: Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió hoy en que México acabará pagando de “alguna forma” por el muro fronterizo, un proyecto cuya financiación peligra por la oposición de algunos legisladores demócratas y republicanos.
Con el tiempo, en una fecha posterior para que podamos empezar pronto, México pagará de alguna forma por el muro fronterizo que tanto necesitamos”, dijo Trump en su cuenta de Twitter.

A pesar de la oposición frontal del Gobierno mexicano, Trump no ha dejado de insistir en que México acabará pagando por el muro fronterizo, cuyos fondos para iniciar la construcción deben ser aprobados por el Congreso de Estados Unidos.
La Casa Blanca ha pedido al Congreso que apruebe una partida de mil 400 millones de dólares para el muro dentro del presupuesto para financiar la Administración que los legisladores deben aprobar antes de la medianoche del próximo viernes, para evitar un cierre parcial del Gobierno, como ocurrió en 2013.
Los líderes demócratas del Congreso se oponen a la inclusión de una partida de fondos en los presupuestos para el muro y han avisado que, si Trump no la retira, dejarán que cierre el Gobierno.
El propio Trump criticó hoy la decisión de los demócratas con un mensaje en Twitter:
Los demócratas no quieren que el dinero del presupuesto se destine a financiar el muro a pesar del hecho de que detendría las drogas y a los malvados miembros de la banda MS-13 (Mara Salvatrucha)”.
Precisamente, el Gobierno anunció esta semana una política de “tolerancia cero” contra bandas criminales, como la Mara Salvatrucha, con gran fuerza en Centroamérica y a la que Estados Unidos acusa de infiltrarse a través de la frontera junto a los miles de inmigrantes centroamericanos que huyen de la violencia.
El asunto sobre la financiación del muro ha despertado también rechazo entre legisladores del Partido Republicano, lo que no sería una buena señal para Trump.