La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en Chiapas rescataron 14 cocodrilos y caimanes que serían sacrificados y “ordeñados” para aprovechar su sangre para supuestos usos medicinales y de consumo humano.

En el operativo, realizado en la zona de la Reserva de la Biosfera “La Encrucijada”, fueron recuperados también 20 cadáveres de reptiles que ya había sido sacrificados.

Síguenos en Facebook

¿Qué te parece?