Monterrey, NL (21 enero 2017).- A dos días del ataque a balazos cometido por un alumno de secundaria en el Colegio Americano del Noreste, el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, anunció la construcción de cuatro preparatorias militarizadas para imponer disciplina en sectores conflictivos.

El Mandatario sugirió a los padres de familia enviar a sus hijos problemáticos a esas escuelas para “arreglarlos”.

También les pidió no ser “alcahuetes” con los jóvenes que estén involucrados en actos de violencia o que tienen un mal comportamiento.

“Para que si ustedes tienen un hijo que no les hace caso”, propuso, “nos lo manden ahí (a las preparatorias militarizadas), y ahí lo arreglamos.

“Vamos a empezar a trabajar así, no podemos permitir que los jóvenes se sigan perdiendo porque los papás no pueden con ellos”, agregó, “(pero) no vayan a salir luego las mamás con que: ‘Oiga, fíjese que le dijeron’.

“Que no haya mamás alcahuetas, que no haya papás alcahuetes”.

Al lamentar el caso del menor de 16 años que el miércoles hirió a balazos a tres compañeros de clase y su maestra antes de suicidarse, el Gobernador admitió que hay riesgo de que alguien quiera replicar esas conductas.

“Esto que pasó hace dos días es un problema que nunca había pasado en este País”, dijo, “y muchos jóvenes de manera irresponsable empezaron a jugar con ese tema y empezaron a paniquear a mucha gente, pero hay muchos otros que quieren emular eso”.

Durante el arranque de una biblioteca virtual en el Municipio de Juárez, el Mandatario anunció la construcción de cuatro planteles del Colegio de Bachilleres Militarizado.

Las prepas estarán en los Municipios de Juárez, García, Montemorelos y en Monterrey o Apodaca.

Rodríguez aclaró que solicitará a municipios que aporten los terrenos o las instalaciones, mientras el Estado destinará 40 millones de pesos para la edificación de los planteles.

“Tenemos que hablar de la realidad”, insistió, “no le sacateemos al problema, no evadamos el problema porque por muchos años hemos evadido el problema y hoy tenemos consecuencias que nos lamentamos”.

Redacción Reforma 

¿Qué te parece?