José Rosas Aispuro, toma protesta como Gobernador de Durango

José Rosas Aispuro, toma protesta como Gobernador de Durango

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) – Con una trayectoria que consolidó dentro de las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Rosas Aispuro llega a la gubernatura del estado de Durango arropado por la coalición opositora que conformaron los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

El exlegislador y exalcalde de Victoria de Durango gobernará una entidad que nunca había tenido una alternancia política y que se ubica como una de las más pobres del norte del país, con rezagos en desarrollo económico y cuya deuda se mantiene por encima de la media nacional, de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Estos son los datos que debes conocer acerca del sucesor del priista Jorge Herrera Caldera.

Orígenes priistas

Doctor en Derecho por la UNAM, inició su trayectoria política en las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el que militó durante 30 años, de 1980 a 2010.

Nació en la comunidad de Las Trancas, en el municipio de Tamazula, una de las localidades con mayor número de personas en situación de pobreza en la entidad –26,015 que representan el 82.1% de la población–, sustentan datos del Coneval.

Su ingreso en el sector público fue en el Congreso de Sinaloa, donde fungió como auxiliar. Posteriormente, se integró al Comité Municipal del tricolor en esa misma ciudad, donde estuvo hasta 1986. Seis años después, participó en el gobierno estatal como oficial mayor durante la administración del priista Maximiliano Silerio Esparza.

Rosas Aispuro, quien bajo el tricolor fue alcalde de Victoria de Durango de 2001 a 2004, ocupó diversos cargos dentro del mismo partido entre los que destacan la presidencia del Comité Directivo Estatal, de la Federación Nacional de Municipios (FENAMM), la dirigencia de la Conferencia Nacional de Municipios de México (CONAMM) y delegado estatal en Sinaloa.

El entonces priista logró una diputación local y dos federales, donde tuvo participación en las comisiones de Derechos Humanos, Asuntos de la Juventud, el Instituto de Investigaciones Legislativas, Hacienda y Crédito Público, y Educación Pública.

Aunque fue hasta este año que logró la gubernatura, ya había buscado ese cargo: la primera vez fue en 2003 con el PRI, con el que se postuló como precandidato, pero perdió la elección interna frente a Ismael Hernández Deras; la segunda fue en 2010, cuando tras abandonar las filas del tricolor, se postuló por la coalición “Durango nos une”, que conformaban el PAN, PRD, PT y Convergencia. En esa ocasión, perdió por un margen de 2% ante el priista Jorge Herrera Caldera, a quien sucederá este 15 de septiembre.

¿A qué se enfrenta?

Enclavado en el “Triángulo Dorado”, zona ligada al tráfico de drogas, los cárteles y el desplazamiento forzado de personas, Durango enfrenta problemas de pobreza, rezagos en creación de empleos y crecimiento de la deuda pública, principalmente.

De acuerdo con el observatorio México ¿Cómo Vamos?, el estado tiene debilidades en generación de empleos, pues de la meta planteada —4,150 empleos formales— únicamente alcanzó 2,990 al segundo trimestre de 2016.

En cuanto a su deuda, ésta se incrementó en un 50% de 2010 a 2015 al pasar de 3,643.7 a 7,497.1 millones de pesos en la administración del actual gobernador Herrera Caldera, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Para el segundo trimestre de este año, la deuda mostró una reducción de 64.1 millones de pesos, pero aún así se mantiene por encima de la media nacional que es del 2.9% del Producto Interno Bruto.

Y aunque el Coneval reportó una disminución en la cifra de pobres en la entidad de 2012 a 2014, al pasar de 858,700 (50.1%) a 761,200 (43.5) personas, se sigue manteniendo dentro de los estados con más pobres del norte del país.

En materia de seguridad, Herrera Caldera destacó en su sexto y último informe de gobierno, que hace tres años estaban en los 10 primeros lugares en secuestros, y ahora están en el puesto 28, mientras que los homicidios dolosos tuvieron una disminución de 92%.

El Índice de Paz México 2016 ubicó al estado en el lugar número 21 de las 32 entidades, cuando hace cinco años ocupaba el penúltimo lugar.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a julio de este año, en la entidad se registraron 18,525 presuntos delitos, siendo el robo con violencia y sin violencia uno de los problemas más comunes, con 5,457 casos.

¿Qué promete?

Durante su campaña hacia la gubernatura, el panista presentó una serie de acciones y compromisos divididos en cinco ejes centrados principalmente en abatir la pobreza, la atención a sectores vulnerables, la mejora educativa, el ahorro energético, la atracción de inversión y el combate a la corrupción.

Con el reciente anuncio sobre el recorte presupuestal 2017, Rosas Aispuro aseguró que tras tomar protesta acordará un plan de auteridad duante su administración, el cual abordará una serie de recortes.

Lee También