Usted esta aquí
EI, escisión de Al Qaeda pero más sanguinario

EI, escisión de Al Qaeda pero más sanguinario

El Estado Islámico (EI), que reivindicó los atentados en París, promueve la guerra santa (Yihad) contra todos los que considera infieles y su fama llegó por la brutalidad de sus métodos para asesinar con el fin de atemorizar a sus enemigos.

Además de sus tácticas brutales que incluyen asesinatos en masa, decapitaciones, crucifixiones y secuestros de minorías religiosas difundidas en las redes sociales, el EI ha producido una ola de temor y odio en todo el mundo.

El autodenominado EI es una agrupación yihadista radical de la rama sunita que en sus orígenes estuvo vinculado con la red Al Qaeda.

Sus orígenes se remotan a 2002, cuando el ahora fallecido Abu Musab al-Zarqawi, un jordano, creó el grupo radical Tawhid wa al-Jihad.

En 2004, un año después de la invasión liderada por Estados Unidos en Irak, al-Zarqawi juró lealtad a Osama Bin Laden y fundó Al Qaeda en Irak, que se convirtió en la mayor fuerza insurgente durante los años de la ocupación estadunidense.

Sin embargo, después de la muerte de al-Zarqawi en 2006, Al Qaeda creó un grupo alterno llamado el Estado Islámico de Irak (ISI, por sus siglas en inglés) para combatir la presencia estadunidense en Irak.

Sin embargo, ISI fue debilitado por las tropas estadunidenses y por la creación de consejos Sahwa, liderados por tribus sunitas que rechazaron la brutalidad de ISI.

Entonces en 2010, Abu Bakr al-Baghdadi se convirtió en el nuevo líder y reconstruyó la organización. Tres años después, en 2013, se separó de Al Qaeda y se unió a la rebelión contra el presidente sirio, Bashar al-Assad, junto al Frente al Nusra.

En abril de 2013, al-Baghdadi anunció la fusión de las milicias en Irak y Siria y las bautizó como Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, por sus siglas en inglés), sin embargo el Frente al Nusra, con el que habían combatido contra al-Assad, rechazaron la decisión.

En diciembre de 2013, ISIS se enfocó en Irak, pero fue hasta junio de 2014 cuando tomó el control de Mosul, proclamó un califato islámico en los territorios bajo su control en Irak y Siria y cambió su nombre al de Estado Islámico (EI).

Como indica su propio nombre, el grupo yihadista busca crear un Estado Islámico regido por la sharia (ley islámica) y al mando de un Califa.

Aunque sólo tiene presencia en Irak y Siria, en la actualidad controla una superficie de hasta 90 mil kilómetros cuadrados, el EI prometió romper las fronteras” del Líbano y Jordania con el fin de “liberar a Palestina”.

El EI, que también pretende extender su influencia en el norte de África, en especial en libia, cuenta con entre 20 mil y 30 mil combatientes activos, según la Agencia Central de Investigación (CIA), mientras la inteligencia británica estima en 100 mil los yihadistas.

Ciudadanos de más de 100 países están actualmente combatiendo en las filas del grupo yihadista, que al principio se financiaba de algunas personas de los países del Golfo Pérsico, como Qatar y Arabia Saudita.

Ahora ha logrado convertirse en un grupo sostenible financieramente, pues gana millones de dólares por la venta de petróleo y gas de los campos que controla, de los impuestos que recauda en su territorio y algunas actividades ilícitas como extorsión, contrabando y secuestro.

924670-01-02

Leer más

Deja un comentario