Miles en el Zócalo se inconforman contra el gasolinazo – SéUnoNoticias
Miles en el Zócalo se inconforman contra el gasolinazo

Miles en el Zócalo se inconforman contra el gasolinazo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por tercer día consecutivo, miles de ciudadanos marcharon en protesta contra el alza y liberación del precio de la gasolina, el gas y la “privatización” de la luz eléctrica. Sin emblemas partidistas ni sindicales, estudiantes y trabajadores caminaron desde la columna del Ángel de la Independencia hasta el Zócalo capitalino, y según las autoridades, hubo saldo blanco.

La movilización inició alrededor de las 4 de la tarde, cuando los manifestantes entonaron el Himno Nacional.

Un orador afirmó que ya no tienen miedo. “Sabemos que esta lucha la vamos a ganar en las calles. Vamos a echar atrás todas las reformas mal llamadas estructurales”, dijo y aclaró que el micrófono estaba abierto para cualquier ciudadano que quisiera manifestar su inconformidad por el gasolinazo.

Una cartulina con el mensaje “¡Pinches ratas dejen de robar!” sobresalía entre la gente. Un payaso que posó para las cámaras con un mensaje “Puto Peña y también el que lo lea” hizo reír a la gente. “Esa movilización es 100% ciudadana, ajena a cualquier partido político”, aclaró una voz tras el micrófono.

Más cartulinas, más mensajes: “¡Estamos hartos del gobierno de Peña Nieto!”, indicaba una. Otra voz pedía a la gente que se organizara porque “esta lucha no para aquí”, sino que es el comienzo.

Antes de iniciar la caminata, un grupo de jóvenes anarquistas del “Frente Roquero (sic) de Apoyo a las Causas Sociales” se incrustó al frente. Algunos llevaban paliacates cubriéndoles el rostro; otros portaban cascos. Uno de los que encabezaron ese contingente se cubrió completamente la cara con un trapo como el que usan los hipsters en el cuello.

Un hombre de camisa y corbata, sin pelo, era quien coordinaba a los anarquistas; coreaba con ellos sus consignas y hablaba con algunos que no parecían jóvenes ni mucho menos estudiantes. Uno de ellos quiso pintar el restaurante Sanborns de la calle La Fragua, pero un ciudadano lo denunció: “No hijo, no venimos a eso”, le gritó y después señaló a un policía: “¡Mira, haz algo!”, pero el uniformado ni se inmutó.

“El señor (Peña Nieto) dijo que iba a bajar la gasolina y no es cierto. Todos los productos básicos van a subir”, señaló otro ciudadano mientras algunos automovilistas mostraban su apoyo sonando tres veces el claxon.

En el contingente, un joven prendió una antorcha. Otro tomó el micrófono para contar su experiencia con los mensajes en redes sociales que se difundieron el pasado miércoles 2 de enero, respecto a los saqueos en el Estado de México.

“Vas a las redes sociales y empiezas a ver toda la sarta de mentiras”, dijo. Luego, criticó a quienes se dejan guiar por dichos mensajes sin corroborar la información: “Desde tu sillón no vas a salvar nada. Apaga la televisión y abre tu mente. ¡Adelante! ¡Adelante! La lucha es constante”, indicó.

92283bc23f6a136f1a-170109_marcha_19_gc-c
Marchan en la CDMX contra el gasolinazo. Foto: Germán Canseco

Vuelve el CEU

La novedad en la marcha de este lunes fue que la Central de Estudiantes Universitarios de la UNAM volvió a salir a las calles como CEU. El grupo ha participado en el movimiento estudiantil de 1986 y la huelga de 1999 y del que surgieron políticos que militan en el PRD.

“Estamos hartos de Enrique Peña Nieto y estamos hartos de sus robos y asesinatos”, dijo uno. “Es el mal gobierno y los partidos políticos son el cáncer y un país enojado es la cura”, se leyó en un cartón improvisado por un ciudadano.

De cuando en cuando, al no tener más consignas que gritar, además del resonado “¡Fuera Peña! ¡Fuera Peña!”, la gente entonó el Himno Nacional en varias ocasiones.

“Ni PRI ni PAN ni PRD, el pueblo unido contra el poder”, seguían mientras la marcha se hizo más grande cuando se sumaron más personas al gradeo de que después de tres horas de marcha continuaban entrando en grupos por la calle 5 de Febrero rumbo a Palacio Nacional.

Llamó la atención que la marcha no fue custodiada por policías federales, sólo de Tránsito y de la Bancaria Industrial. Los uniformados capitalinos estuvieron replegados por calles aledañas. Ni siquiera el primer cuadro de la Ciudad de México estuvo cerrado con las vallas metálicas, como en otras marchas, pese a que se realizaba el desmontaje de la pista de hielo.

Alrededor de las 6 de la tarde llegó el primer contingente y el camión con el sonido rentado al Zócalo. Ahí, miembros del llamado Partido Comunista Mexicano (PCM) dieron un discurso por el megáfono, frente al Palacio Nacional.

IMG_4490-c
Marchan en la CDMX contra el gasolinazo. Foto: Raúl Pérez

“Atte: los Olvidados”

Entre los miles que participaron en la marcha de esta tarde se mezclaron estudiantes, ancianos, integrantes de organizaciones sociales, profesionistas, músicos y amas de casa, aunque no necesariamente marcharon por las mismas razones.

Si bien el reclamo de cancelar el gasolinazo motivó la marcha, distintas críticas se oyeron durante el evento: contra el alza en los precios de la canasta básica, el hartazgo por la corrupción, la militarización del país y la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el modelo económico mexicano o los sueldos de los diputados y altos funcionarios.

Sin embargo, hubo dos puntos de convergencia: el repudio al gobierno de Enrique Peña Nieto –que culminó con la quema de un muñeco que simulaba al mandatario– y el apartidismo del movimiento.

Durante el mitin, una militante de Morena tomó la palabra para exhortar la asistencia a votar por el partido que dirige Andrés Manuel López Obrador. De inmediato recibió chiflidos, por lo que uno de los voceros retomó el micrófono e insistió que ningún partido podía reivindicar el repudio al gasolinazo.

La marcha fue pacífica. No obstante, el Frente Popular Francisco Villa Independiente (FPFVI) denunció por la noche que tres de sus integrantes fueron detenidos al concluir el evento, y trasladados al Ministerio Público de la delegación Cuauhtémoc por la presunta portación de artefactos explosivos.

La organización informó que “hasta el momento se desconoce su situación legal y los integrantes del FPFVI no han podido tener comunicación con ellos”.

Marchan en la CDMX contra el gasolinazo. Foto: Hugo Cruz
“¿Qué hubieran hecho?”

Una manta extendida planteaba, en inglés: “Kill the rats” (Mata las ratas); otras decían “Partidos = ratas”, “Amo a México, repudio a mi gobierno”, “Alto al robo de nuestros impuestos”, o “Salió caro votar por el PRI”. En la misma cartulina, una mujer escribió: “Alto al gasolinazo, Alto a la inseguridad”.

En medio de los contingentes pasaban militantes de izquierda, distribuyendo folletos revolucionarios. “¡Que la cris la paguen los capitalistas! Lea la Izquierda Socialista, vocero marxista de los trabajadores y de la juventud”, repetía un joven, debajo de un sombrero de paja.

En las banquetas había venta playeras y pañuelos de repudio al gasolinazo, además de las ya tradicionales banderas con la exigencia: “¡Fuera Peña!”.

Entre los manifestantes se oían referencias cómicas al “¿Qué hubieran hecho ustedes?” que el presidente dijo cuando justificó el gasolinazo, en su mensaje a la nación del pasado jueves 5.

Varias cartulinas respondieron a la pregunta que hizo el mandatario a los mexicanos: “Vender el avión presidencial”, “Atrapar a tus amigos los gobernadores corruptos”, “Confiscar sus bienes, para el beneficio de la nación”, “Reducir los salarios y las pensiones de los expresidentes y de los diputados”, entre otros.

Uno firmó, debajo de su mensaje de repudio: “Atte: Los Olvidados”.

40ec2cdb76fe7a13aa-170109-protestagasolinazo-rp_4-c
Marchan en la CDMX contra el gasolinazo. Foto: Raúl Pérez

Promoción del miedo

Cuestionada sobre el porqué llevaba una cartulina que decía “9 días promocionando el miedo, pero aquí estamos y sin miedo”, Elvira, ama de casa en Ecatepec, aseguró a apro que la semana pasada le llegaron mensajes a través de WhatsApp, en los que se le ofrecía mil pesos a cambio de saquear tiendas.

Según contó, policías dijeron a sus vecinos que no reprimirían a quienes penetraban en los supermercados y tiendas Elektra para robar. “Pero mintieron y sí detuvieron a los últimos que entraron”, dijo.

La mujer, de alrededor de 40 años, decidió marchar hoy por el inminente incremento del transporte entre Ecatepec y la Ciudad de México. Dos de sus tres hijos estudian en la capital y las “combis” que aseguran el traslado de Ecatepec hasta la estación de Indios Verdes amagan con subir sus tarifas a 18 pesos.

“Si el gobierno quiere nivelar los precios de la gasolina con los internacionales, tiene que nivelar los salarios también… Así no se puede (…) luchamos también para un país libre”, dijo.

La manifestante explicó que trabaja como animadora en un centro cultural que organiza actividades para sacar jóvenes de la adicción a la droga en el municipio mexiquense. Al despedirse, precisó: “Hay mucho qué decir de Ecatepec, a mí me trataron de violar varias veces y soy una señora, imagínate a las jóvenes”.

Advertisements

Lee también